sábado, 22 de noviembre de 2014

Arroz a la zamorana. (Zamora).

Ingredientes para cuatro personas:
  • 300 gramos de arroz.
  • 1 cebolla.
  • 1 nabo.
  • 200 gramos chicas de cerdo.
  • 1 oreja y un morro de cerdo.
  • 100 gramos de jamón.
  • 6 cucharadas soperas de manteca o aceite.
  • Perejil.
  • Orégano.
  • Tomillo.
  • Pimentón dulce de Villalpando.
  • 3 dientes de ajo de Zamora.
  • Tocino en lonchas finas para cubrirlo.

Elaboración:
Limpiar bien la oreja y el morro, y partirlo en trocitos pequeños. En una cazuela se derrite la manteca de cerdo, echándolo a rehogar el nabo, la cebolla, el ajo, el perejil, el orégano y el tomillo, se le añade a continuación el picadillo de oreja y morro, se cubre con agua abundante y dejamos cocer hasta que esté tierno. En una paellera con un poquito de aceite se rehoga de arroz con las chicas y el jamón. Se añade un poquito de pimentón y a continuación se le incorpora todo lo que está hervido en la cazuela. Si necesita más caldo se le añade el agua necesaria. Cuando vaya a estar a punto, se le retira del fuego y se cubre con las lonchas de tocino o panceta. Previamente encenderemos el grill del horno y cuando esté al rojo metemos la paellera para qeu se haga el torrezno de tocino o panceta. Se retira y estará listo para servir.

domingo, 9 de noviembre de 2014

La cárcel no es sitio para Leopoldo López, pero de Nicolás Maduro no se puede decir lo mismo.

Es incomprensible que cualquier persona sitúe a Venezuela o Cuba como ejemplos de democracia a seguir. Sin embargo, hace falta recordar una vez más, como el mandatario con delirios dictatoriales, Hugo Chávez alzaba la voz al grito de exprópiese una casita, sin importarle la propiedad privada, ni los derechos más elementales de las personas.

Ese atropello, ha sucedido una y otra vez, esos atentados contra la libertad laminan el bienestar de la ciudadanía venezolana, ello se traduce en una inflación galopante año tras año, el que viene no va a ser mejor, la inflación prevista para el año 2015 será del 110%, tal y como ha asegurado el economista Pedro Palma en el Foro Perspectivas 2015 y ya podemos decir hoy que Venezuela es el país con mayor inflación del mundo.

A pesar de estar el país en la bancarrota, Nicolás Maduro y toda su corte siguen viviendo con todo el lujo posible, también la familia del extinto Hugo Chávez sigue viviendo como capitalistas sin escrúpulos. Lujos y excesos que son pagados con las desgracias del pueblo venezolano. Curiosamente eso que tanto critican con sus discursos revolucionarios es lo que hacen en cada instante.

Lo consiguen oprimiendo a todo aquel que no piense como ellos, no dudan en poner los huesos en la cárcel de quién ose enfrentarse a ellos por medio de la palabra, tienen miedo a que las personas escuchen y comiencen a pensar por ellos mismos. Los dictadores necesitan un pueblo que no piense, que se conforme con el vomitivo discurso chavista de que todo es para el pueblo, pero en la realidad se lo está robando todo, incluso la libertad. Nadie se puede posicionar en contra de él, son muchos los opositores que están en cárceles militares a expensas de juicio, su delito es haber dado un paso al frente contra la dictadura venezolana con la palabra como única arma.

Leopoldo López es una de las personas que está en la prisión militar de Ramo Verde por haber sido acusado por el régimen venezolano de diversos delitos entre los que se encuentran: lesiones graves, homicidio y terrorismo en las manifestaciones que en Febrero de este mismo año se celebraron en Venezuela en contra del régimen de terror impuesto por Chávez primero y Maduro después. Todas las organizaciones internacionales sobre derechos humanos han solicitado su inmediata liberación (Amnistía Internacional, Human Right Watch, Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos…), al no haber evidencia alguna que refrende tales acusaciones. No son pocas las torturas sufridas, aislamiento, confinamiento, incomunicación, trastornos del sueño… incluso himnos chavistas. Su mujer, Lilian Tintori, ha tratado de recabar apoyos para que la sociedad internacional presione a Nicolás Maduro, entre ellos pasó por España y por éste hecho Nicolás Maduro hizo llamar a su embajador en España y revisar todos los acuerdos, dejando claro una vez más su actitud dictatorial.

Con todo este panorama, Venezuela está sumida en la ruina económica, en la inseguridad ciudadana más absoluta y en una represión de la libertad propia de una dictadura. Lo más curioso y tétrico de todo éste asunto, es que haya personajes que utilicen éste modelo para importar a otros países.

domingo, 2 de noviembre de 2014

En agradecimiento a Francisco Sosa Wagner.

Francisco Sosa Wagner decidió marcharse de UPyD, según él mismo argumentó, para recuperar la libertad. El bueno de Francisco no se arrugó y planteó abiertamente una confluencia de su ya ex partido político con Ciudadanos, le llovieron críticas e incluso insultos desde la cúpula, otra cosa muy distinta fue la reacción provocada en los propios militantes de UPyD, muchos de ellos deseosos de convertir ese partido en una plataforma de cordura y sensatez en beneficio de España y no de hacer del partido un objetivo en sí mismo.

No fue un cobarde al plantear la confluencia con ciudadanos, como tampoco lo fue al defender su propuesta en el Consejo Político de UPyD o para dejar su puesto en el congreso europeo e irse por la puerta grande del ruedo político. Fue capaz de mantener ese pulso y poner en jaque a la omnipotente Rosa Díez. Se fue dejando claro que él no tenía aspiraciones mezquinas, que el único propósito que tenía era contribuir en pro de una sociedad mejor.

El señor Sosa ha dado una lección de lo que hay que hacer en política. No plegarse a la imposición de la irracionalidad. Además, con su dimisión recuerda que él no fue a aprovecharse del cargo o carguito y algo aún más importante, que aún hay personas preparadas y válidas que dignifican la representación de la ciudadanía. Con personas como el señor Sosa cabe la esperanza de tener una representación política mejor.