domingo, 11 de julio de 2010

Fútbol es fútbol.

Sin duda hoy es un día en el que me siento especial, pues seré una de las tres o cuatro personas de España que no tenemos pensado ver la final del mundial de fútbol entre Holanda y España, en mi currículum ya está el no haber visto ni un solo minuto de futbol en el mundial. No me gustaría ser calificado por esto de antipatriota, pues mis motivos no se circunscriben a la bandera española.

No soy capaz de ver 90 minutos de fútbol por televisión y si alguna vez tuviera la obligación de ver un partido me gustaría que fuera del tipo solteros y casados (englobados ambos géneros) ¡eso si es un partido interesante! Ver como saltan los contendientes al campo sin haber vestuarios para cambiarse y siendo esa vez la primera que juegan al fútbol. Comprobar cómo los jugadores y jugadoras disfrutan sin necesidad de cobrar 10 millones de euros por temporada, gente anónima no necesitan camisetas iguales, ni concentración previa que no sea en el bar. El canto y gloria de esas personas no requiere una prima de 600.000 euros por lo que se les presupone que deben hacer.

Se entiende que dependiendo de los ingresos de cada negocio se repartan entre las partes implicadas los beneficios, y el fútbol genera muchísimos. Si bien es cierto que el fútbol no está exento de ciertas prebendas, pues hace ya años (cuando la tele era en blanco y negro) fue calificado de interés general,  en buena lid es el circo romano de nuestro tiempo que entretiene a todos, por ello se benefician los equipos de primer nivel y pueden ser capaces de pedir un crédito millonario cuando tienen un déficit que asciende a millones de euros para fichar a un tal Cristiano, mientras que cualquier familia que no haya pagado una factura del móvil estará en la lista de morosos y tendrá que olvidarse de solicitar un crédito.

Todo el mundo sabe de la importancia de éste fenómeno que nos hace olvidar el divorcio, los hijos, los padres, los vecinos… y que a la vez es capaz de unir a enemigos aunque nada más sea por un momento. Ese instante de comunión es extraordinario y  siendo realistas, es difícil encontrar otro fenómeno que sea capaz de generar tanta alegría colectiva. Este comportamiento social muestra que el futbol no deja de ser un potingue que evade de los problemas por un rato, y no es menos cierto que responde a la satisfacción de un logro conseguido, quizá por ello, todo el mundo se bautiza como seguidor del Madrid o del Barcelona porque al fin y al cabo el objetivo es ganar, les gustará el futbol pero todo el mundo prefiere que su equipo juegue mal y gane aq ue juegue bien y pierda.

En cualquier caso que disfruten del fútbol.

miércoles, 7 de julio de 2010

La dirección de FEVE a plantar patatas, si es que valen claro.

Por todos es sabido que el Real Decreto Ley Nº8/2010 publicado el pasado día 24 de Mayo ya ha tenido un efecto demoledor para los trabajadores y trabajadoras de FEVE en la nómina percibida en el mes de Junio, en ese mismo RD se ha ejecutado un descenso  salarial del 4,7%, para justificar dicha medida se alude a la reducción del déficit público.

El agravio comparativo que FEVE, una vez más, ha sufrido con respecto a otras Empresas del sector, no ha sido aclarado ni por la Dirección de FEVE ni por el Ministerio de Fomento. Los trabajadores y trabajadoras de Renfe o Adif no se han visto afectados por ésta arbitraria decisión, esto demuestra la inseguridad laboral que existe en FEVE. Además, indica el poco peso específico de la dirección de FEVE, representada por su presidente, el Sr. Villalba, que aseguraba en fechas anteriores el mantenimiento del poder adquisitivo en FEVE y no pasan ni 15 días cuando éste RD le desautoriza. Añaden preocupación e incertidumbre a ésta decisión, las declaraciones realizadas recientemente por el Ministro de Fomento en las que proponía el cierre de la líneas férreas deficitarias, huelga decir que la aplicación drástica de ésta medida supondría el cierre total o parcial de FEVE, algo que no es novedoso en las líneas de FEVE pues en 1991 se cerró la línea que unía Bilbao con León.
Si el objetivo es reducir el déficit se podría haber optado por otra medida mucho más efectiva y mucho menos traumática para los trabajadores y trabajadoras de FEVE. Según los datos publicados en el BOE el pasado 30 de Noviembre de 2009 que revelan  las cuentas anuales del 2008, los gastos por publicidad y propaganda el pasado año 2008 ascendieron a 3.550.000€, suponiendo que la plantilla de FEVE está formada por  aproximadamente 1850 trabajadores y trabajadoras, en FEVE resulta que con la drástica supresión de dichos gastos reflejarían un ahorro por trabajador/a al mes es más de 159€. En FEVE se ahorraría muchísimo más dinero suprimiendo los gastos en publicidad y propaganda que reduciendo el sueldo un 5% a todos los trabajadores/as.

Desde el Sindicato Ferroviario Intersindical hemos solicitado informes a la asesoría jurídica para poder estudiar las distintas opciones existentes y así reclamar el recorte retributivo que los trabajadores y trabajadoras de FEVE hemos sufrido ya en la nómina del mes de Junio. En cualquier caso y dado que dicho recorte ya se ha hecho efectivo, se puede interponer una reclamación de haberes al Jefe de Nóminas reclamando la clave 9DES, previa a la reclamación judicial.

sábado, 3 de julio de 2010

La vida es bella.

En fechas recientes recibí una carta de la Escuela de Formación Profesional de La Robla “Virgen del Buen Suceso” en la se me comunicaba que D. Salvador Gutiérrez Voces recibiría un homenaje éste mismo mes de Julio, homenaje al que deseo unirme por medio de ésta carta.

En ésta misma escuela pasé cinco años estudiando Formación Profesional. Allí tuve profesores  de todo tipo, incluso buenos, llegando a ser sólo un par de ellos grandiosos. En ésta categoría se incluye  D. Salvador, o cómo todos le llamábamos con su beneplácito, Salva. Profesor de Taller en electricidad, de cuando había FP DOS, y me consta que con los nuevos planes de estudios continuó ejerciendo la docencia. Desde que terminé mis estudios, en La Robla,  sólo he podido hablar con él en contadas ocasiones, pero ello no supone que me haya olvidado de él, para mí es una de las figura de referencia que he tenido en el ámbito educativo y a la que siempre aludo cuando tengo que referirme  al profesor ideal. Aspecto éste, que comparto en mis reencuentros con otros antiguos alumnos de la escuela. En dichas reuniones, preguntar por Salva es una bendita obligación, y en realidad casi ninguno de nosotros tiene contacto alguno con él, pero a la vez, todos le profesamos admiración, la cual, no es gratuita. Él se ha ganando cada día el respeto de todos sus alumnos por su trabajo y su dedicación. Para nosotros era importante su mensaje al que siempre se hacía alusión, aquel que rezaba el propósito de la escuela “ser buen trabajador y ser un honrado ciudadano”, máxima usada allí como buena escuela salesiana que era, pero el discurso hubiera sido una farsa si Salva no hubiera contribuido con su propio ejemplo. Ambos aspectos indisolubles hacen de Salva el mejor referente para los alumnos. Además, su sencillez y cercanía hacen que un estudiante se sienta capaz de conseguirlo. En época estudiantil, la llama de la inexperiencia está al rojo vivo, que además es avivada por la irreverencia, todos tenemos que pasar por esa etapa y aprender de los errores cometidos, es el camino final hacia la madurez y Salva ayudó a encarrilarnos en esa tarea, contribuyó a reflexionar sobre lo que éramos, lo que debíamos de ser y cómo conseguirlo.

El pasado de una persona se refleja en su presente, la satisfacción del trabajo bien hecho es el mayor reconocimiento que alguien puede tener en su vida, y ahí es donde los alumnos y alumnas podemos decir muy alto que no hubiéramos tenido alguien mejor.


Un abrazo Salva, de esos que nunca pude darte.