miércoles, 20 de enero de 2010

No te acuerdes de Santa Bárbara cuando truena.

En estos días los medios de comunicación muestran las víctimas del terremoto que acaba de devastar Haití. Las imágenes captadas por los periodistas son el “trofeo de guerra” con el que se muestra al mundo el vivo estado de la muerte. Los fotógrafos compiten por tomar la instantánea más impactante, pues la competencia no deja tranquila ni a la mismísima tragedia.

Ya en el periódico, las fotografías son engalanadas con crónicas en las que prima el desastre fruto de la inmediatez del terremoto. Al lado, encima o debajo encontrarás un número de cuenta bancaria en el que podrás hacer tus aportaciones dinerarias. Incluso millonarios se atreven a hacer gala de la solidaridad.

Las actuaciones heroicas de los gobiernos, muestran su “buenismo” llevando tres sacos de arroz a un país reducido a escombros y mostrando en las mercancías de los envíos el logotipo, la bandera… un símbolo a fin de cuentas, en el que se pueda leer bien claro el benefactor de dicho envío, bajo el amparo del altruismo se esconde mostrar lo “buenos que son” y de alguna manera dar a la sociedad el jabón para que pueda lavar su conciencia.

No es éste el mejor momento para criticar la ayuda, pues es evidente que con logotipo o sin él, lo acuciante es echarles una mano, pero no me resisto a recordar que Haití ya era antes del seísmo uno de los países más pobres del planeta y que sus necesidades eran todas. Sin embargo la indiferencia internacional era evidente ¿Por qué la mirada de los países era impasible?  No voy utilizar el pretexto del petróleo por lo cansino que resulta, pero la respuesta está ahí. Como ya lo estuvo recientemente con el tsunami del sudeste asiático ¿y ahora qué? ¿Quién se acuerda de todos ellos?

Tristemente la historia se repite una vez más y no será la última.

viernes, 15 de enero de 2010

Al amparo del estilo educativo

Tildando cualquier declaración en los medios de comunicación como “presunta”, se puede atribuir a cualquier persona cualquier hecho o actuación, por negra que ésta sea, ya que bajo ésta premisa no se rompe la presunción de inocencia. Al amparo de ésta pirueta legal, se publicó la noticia recientemente aparecida en los medios de comunicación nacionales, que se abría con el título: “Educación propone cambiar de grupo y de profesores a alumnos que supuestamente amenazaron a una”. Las amenazas atribuidas a cuatro alumnos fueron las de violar y matar a una profesora.

La solución aportada por la Delegación Provincial (da igual de que provincia) es la de cambiar de grupo y profesores a los cuatro alumnos además del consabido apoyo moral y psicológico que en éstos casos siempre se tiene a bien. Termina la noticia sentando cátedra al afirmar: “en educación los problemas hay que resolverlos al estilo educativo”

La forma establecida y POLÍTICAmente correcta de lamentar unos deplorables hechos es ya producida en masa y como si de una cadena de montaje se tratara se establecen minutos de silencio, comunicados de repulsa, lazos de colorines, pintarse las manos, manifestaciones… que si nacieran desde el corazón y la propia coherencia bien estarían, pero no nacen en el corazón, nacen en la bilis del interés mezquino que busca una foto o pensando en el titular, queriendo demostrar una gran empatía con la víctima, pero nada más lejos con la realidad, pues ese sentimiento dura lo mismo que un titular en la prensa o el flash de una cámara de fotos, para que luego ahí se pudra la víctima.

En éste caso es curioso que unos alumnos sean capaces de amenazar a una profesora diciendo que la van a matar y que la van a violar mientras los responsables de la Delegación Provincial de Educación asumiendo implícitamente la denuncia de la profesora optan por tomar una medida “al estilo educativo”. Es difícil ver cómo se repara el daño causado a ésta mujer con la medida al estilo educativo, y mucho menos la “reeducación” de éstos alumnos. Tristemente lo único que se plantea es trasladar el problema al siguiente profesor o profesora que imparta clases a esos alumnos.

El sistema educativo debe garantizar la educación en el sentido más amplio de la palabra, ya que de nada sirve que el propio sistema forme fontaneros que conozcan la unión de dos tubos de plástico, sino han aprendido las normas de respeto a los demás. El actual sistema educativo “procura” formar en los aspectos técnicos y deja de lado las virtudes o valores que realmente hacen girar éste mundo, en una huida absurda hacia el abismo se aferra a reducirla a una asignatura (educación para la ciudadanía, que hoy no toca valorar) como si de una materia más se tratara como matemáticas, geografía, historia... Haciendo de la formación humana una actitud, una conducta separada del propio ser, ese tristemente es “el sistema educativo” al que estamos sometidos y con el que estamos abocados al fracaso.

sábado, 9 de enero de 2010

Lo que Zapatero no cumple

El 14% de la subida en el peaje de la autopista entre León-Astorga para éste año recién inaugurado es un despropósito generado por la empresa adjudicataria y que ha contado con el visto bueno del Ministerio de Fomento, a la sazón responsable último de la subida.

En el año 1999 el Partido Popular y la Unión del Pueblo Leonés alcanzaron un acuerdo, en el que se garantizaba la alcaldía de la capital leonesa a cambio de diversas inversiones en la provincia de León, entre las que se encontraba la construcción de una autovía entre León y Astorga, pero como casi todos los proyectos de los que León es beneficiaria nació con malformaciones. La autovía se convirtió en un abrir y cerrar de ojos en autopista, a pesar de ser una vía de comunicación en la que no se tuvieron  que salvar grandes dificultades orográficas, pues no existe túnel alguno y tan sólo hay un pequeño viaducto. Sin embargo los (i)responsables se obcecaron en que pasaran por caja  todos los usuarios. Es posible que pensaran que los leoneses somos “ricos” pues tenemos mucho carbón, mucha agua, vino y muchos chorizos.  El precio por el tramo de 38 kilómetros  sobresalía, tarificaron el precio por kilómetro más caro de toda España y han subido año tras año para llegar a éste Enero de 2010 a 4.40€. Han intentado aumentar  el número de usuarios  reduciendo el precio del peaje a la mitad, siempre y cuando pases por caja por la noche, por supuesto que la medida no causó furor ya que por la noche puedes viajar gratis por la nacional sin apenas tráfico.

El sinsentido surge cuando por la autopista no circula nadie y a escasos metros, por la nacional circula todo el mundo, asumiendo el gran peligro que tiene, son ya demasiados los trágicos accidentes en los que se han tenido que lamentar varios fallecidos.

Por alguna extraña razón el camino tomado es incrementar el precio del peaje un 14%, eso a pesar de ser una autopista infrautilizada. Los esfuerzos no se han encaminado hacia la utilidad de la  inversión sino a todo lo contrario. ¿Qué finalidad tiene hacer una obra millonaria si luego no se usa? La respuesta a ésta pregunta debería ser el punto de partida para que el Ministerio de Fomento diera los pasos necesarios para la amortización de ésta obra. Todo ello más allá de la efervescencia electoral en el que un Sr. Zapatero eufórico “prometió” eliminar el pago en todas las autopistas leonesas.

martes, 5 de enero de 2010

Añorando la ardilla de Cajaleón.

La fusión de Caja España y Caja Duero pretende ser una “mejora” o quizá, lo más probable, mantener el privilegio que brinda ser consejero en una caja de ahorros, pues sin duda éste es uno de los coladeros en los que tienen cabida los políticos y así conservar en el pesebre a tanto estómago agradecido manteniendo su propia “obra social”

Muchas de las cajas de ahorros han perdido su ámbito de localización, éste es el caso de Caja España y Caja Duero que ya han dejado de ceñirse al ámbito provincial en la anterior fusión, esa que iba a resolver todos los males. Sin embargo el tiempo ha dejado claro que no se ha resuelto nada y ésta experiencia tampoco creo que se esté teniendo en cuenta en las negociaciones, al menos eso no trasciende a los medios de comunicación. La única luz que han visto las negociaciones son las controversias por mantener las sedes en su respectiva área de influencia.

La obra social históricamente estuvo ligada a su área de influencia y ésta, a su vez estaba circunscrita a la provincia vinculada y consistía en una AYUDA SOCIAL en mayúsculas, hoy sin embargo la obra social está enmascarada en patrocinios interesados equipos de futbol, baloncesto, balonmano… de ricos ¿es esa la esencia de las cajas de ahorros?

Otro de los aspectos que han marcado el desastre de las cajas de ahorros ha sido el afán por “diversificar el negocio” vendiendo: toallas, alubias, cazuelas, viajes, seguros, paraguas, negocios inmobiliarios, televisores… emulando a un Centro Comercial o pretendiendo transmitir una imagen de grandeza abriendo una oficina en el extranjero e intentando mostrar la gestión como merecedora del premio nobel.

Si en próximas fechas se alcanza un acuerdo (todo apunta a ello) seguirá habiendo cientos de consejeros, prejubilaciones para que exista “renovación de plantilla” y como no podían faltar: las cazuelas.

Giuseppe Tomasi di Lampedusa: «Algo debe cambiar para que todo siga igual».